Cambiar los filtros de agua

Los sistemas de filtración de agua vienen en muchas formas y tamaños. Pero no importa dónde se instale el dispositivo de filtrado, hay muchas probabilidades de que utilice un tipo de filtro que necesite reemplazarse con regularidad.

¿Por qué es necesario cambiar los filtros?

Muchos sistemas de filtración utilizan carbón mineral o vegetal, o una mezcla de medios filtrantes para ayudar a reducir las impurezas. Estos sistemas generalmente reducen los contaminantes de una de dos maneras:

En primer lugar, algunos contaminantes se pueden filtrar mecánicamente, lo que significa que las partículas son lo suficientemente grandes como para quedar atrapadas en los poros del filtro. Otros contaminantes se adhieren a la superficie del medio filtrante. Con el uso, la superficie del medio filtrante se llena y no se pueden adsorber más contaminantes. O, en el caso de filtración mecánica, las partículas obstruyen los poros del filtro hasta el punto de que el agua no puede moverse eficazmente a través del filtro.

Mientras que este último caso es fácil de detectar, ya que el flujo del agua que pasa por el sistema se ralentiza notablemente, no es tan fácil determinar si la superficie del medio filtrante se ha llenado y necesita cambiarse.

¿Con qué frecuencia se deben cambiar los filtros?

El ciclo de cambio de filtro recomendado varía de un producto a otro. Los sistemas domésticos de filtración cuentan generalmente con "ciclos de servicio" establecidos.

El ciclo de servicio puede estar determinado por un volumen específico de agua o por una previsión del número de meses que durará un cartucho en el hogar promedio. Para asegurar que el filtro continúa reduciendo el nivel de contaminantes, reemplácelo de acuerdo con las recomendaciones del fabricante.

Elija el cartucho de repuesto correcto

Los cartuchos de filtro no son necesariamente universales. Aunque un cartucho no certificado pueda parecer similar en tamaño e incluso parezca encajar en la carcasa de un sistema de tratamiento de agua, incluso la menor diferencia de tamaño podría permitir que el agua circule alrededor del cartucho en lugar de a través de este.

Además, es posible que los cartuchos de filtro no certificados no tengan la misma calidad que el repuesto recomendado por el fabricante. Esto podría dar lugar a que el agua no se filtre de forma eficiente o a que se puedan introducir impurezas en el agua procedentes de materiales que no hayan sido verificados como aceptables para contacto con agua potable.

Para asegurarse de que su sistema de tratamiento de agua funciona eficazmente, utilice el cartucho de repuesto correcto y cambie el filtro con la frecuencia recomendada.