Selección de un sistema de tratamiento de agua para el hogar

¿Cómo sabe si necesita un filtro de agua o un sistema de tratamiento o purificación del agua? ¿Qué puede hacer para descubrir el mejor filtro para su hogar? ¿Por dónde empezar? Nosotros podemos facilitarle estos prácticos e importantes pasos para descubrir la mejor solución de tratamiento del agua para su hogar. Comprobamos la inocuidad y el rendimiento de filtros y sistemas de tratamiento para poder garantizar que los productos certificados cumplen lo que dicen que hacen.

Paso 1: Averigüe qué contiene su agua

Si se pregunta qué contaminantes puede haber en el agua de su hogar, puede comenzar por conseguir una copia de su informe de calidad del agua (conocido CCR por las siglas en inglés de informe para confianza del consumidor) de su autoridad/servicio local de aguas (en los EE. UU. y en algunas ciudades de Canadá). Si no le es posible obtener el informe o si utiliza un pozo privado es posible que quiera considerar realizar un análisis del agua independiente.

Paso 2: Decida qué contaminantes desea reducir

Una vez que sepa qué contaminantes tiene su agua, es más fácil encontrar una solución de tratamiento certificada para tratar sus problemas de calidad del agua.

Es importante comprender que no todos los filtros pueden reducir todos los contaminantes. Basándose en el informe de calidad del agua o en los resultados del análisis del agua de su hogar, usted puede decidir qué contaminantes desea reducir en su agua potable.

Paso 3: Compare las diferentes opciones de tratamiento del agua

Dispone de distintas soluciones para tratamiento del agua. Abarcan desde sistemas para toda la casa que tratan toda el agua de su hogar hasta filtros para zonas específicas como los grifos de la cocina o soluciones más portátiles como una jarra con filtro para el agua o filtros de encimera. Algunos reducen un contaminante en particular mientras que otros reducen varios.

Los sistemas en el punto de uso (POU por sus siglas en inglés) tratan el agua en el punto en que se bebe o utiliza el agua e incluyen jarras para el agua, filtros para grifos y sistemas de ósmosis inversa. Los sistemas de ósmosis inversa son los únicos sistemas certificados por NSF que reducen el fluoruro y los nitratos, y son también los únicos certificados por NSF que reducen el plomo y el cobre.

Los sistemas para toda la casa o sistemas en el punto de entrada (POE por sus siglas en inglés) tratan el agua según entra en una residencia. Generalmente se instalan cerca del contador del agua (municipal) o del tanque de almacenamiento a presión (agua de pozo). Los sistemas de tratamiento a presión incluyen sistemas microbiológicos UV, descalcificadores o filtros para toda la casa que tratan el cloro, sabores, olores y partículas.

Información adicional

¿Cuáles son los estándares de agua potable de NSF?

NSF certifica filtros para agua potable de acuerdo con ciertos estándares aplicables a cada opción de tipo de tratamiento. Es posible que vea en algún producto la marca de NSF junto con números como NSF/ANSI 53 o NSF/ANSI 42, que hacen referencia al estándar según el que se ha certificado el filtro. Los fabricantes deciden qué contaminantes reducirá su producto y NSF verifica que el filtro cumple lo que dice que hace. Debido a que estas normas permiten que los fabricantes certifiquen que sus productos reducen diversos contaminantes, es importante comprobar en el embalaje no solo el nombre del estándar (por ejemplo, NSF/ANSI 53 o NSF/ANSI 58) sino también la declaración de reducción de contaminantes como, por ejemplo, el plomo. Para revisar los protocolos y los estándares NSF/ANSI que cubren los sistemas de tratamiento de agua de uso doméstico, visite la página Estándares para sistemas de tratamiento del agua.

Cambiar el filtro

Una vez que se haya decidido por un sistema de tratamiento de agua para el hogar, será necesario un mantenimiento periódico para que funcione correctamente. Recuerde cambiar el filtro cuando sea necesario. Algunos filtros cuentan con luces indicadoras, mientras que otros pueden recomendar la frecuencia con la que se debe cambiar el filtro. Familiarícese con los requisitos de recambio de su sistema de tratamiento de agua. Asegúrese de que incluye el costo continuado de los filtros de recambio en el presupuesto final para su solución de tratamiento de agua para el hogar.

close