Científico de NSF International declara que cuatro estimulantes tipo DMAA disfrazados de “2-amino-6-metilheptano” suponen un riesgo importante para la salud de los consumidores

ANN ARBOR, Michigan — Investigadores de la organización global de salud pública NSF International, la escuela de medicina de Harvard, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos y el Instituto Nacional para la Salud Pública y el Medioambiente de los países bajos (RIVM por sus siglas en neerlandés) identificaron recientemente cuatro estimulantes no autorizados tipo DMAA en seis productos de pérdida de peso y preentrenamiento disponibles actualmente en los Estados Unidos. La investigación se publicó en la revista arbitrada Clinical Toxicology (en inglés).

Los compuestos potencialmente dañinos, que incluyen los ingredientes dietéticos ilegales 1,3-DMAA y 1,3-DMBA, así como octodrina y un análogo de DMAA recién identificado, no se incluyen entre los ingredientes de los productos y pueden haber sido encubiertos como “2-amino-6-metilheptano” o extracto de Aconitum kusnezoffii. Estos estimulantes pueden causar incidentes cardíacos adversos, accidentes cerebrovasculares hemorrágicos o muerte súbita, especialmente si se toman antes de realizar ejercicio vigoroso o si se combinan con cafeína. El calor extremo y la deshidratación también pueden aumentar los riesgos para la salud.

“Los consumidores deben tener cuidado cuando consuman suplementos, especialmente productos de preentrenamiento y pérdida de peso. No siempre se puede confiar en lo dice la etiqueta”, ha dicho Dr. Pieter Cohen, profesor asociado de medicina en la escuela de Medicina de Harvard, internista en Cambridge Health Alliance y coautor del estudio. “Estos estimulantes ocultos son drogas, no ingredientes naturales, y no tienen cabida en suplementos a la venta sin receta médica”.

Estos estimulantes de diseño no autorizados pueden ser farmacológicamente similares a la efedrina, un compuesto derivado de la efedra, prohibida en 2004 por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de los EE. UU., debido a sus efectos secundarios graves e incluso muertes. Desde entonces, los científicos de NSF International han identificado muchos estimulantes no autorizados y potencialmente peligrosos que se usan en los suplementos alimenticios, como DEPEA, DMAA, DMBA y oxilofrina.

“La mayoría de los fabricantes de suplementos garantizan la calidad y la inocuidad, pero hay algunas empresas irresponsables y sin escrúpulos, y sus acciones ponen en riesgo a los consumidores”, manifestó John Travis, científico de investigación senior de NSF International y coautor del estudio.

Según el estudio más reciente, el “2-amino-6-metilheptano” y Aconitum kusnezoffii parecen ser nuevos disfraces para estimulantes sintéticos no autorizados como 1,3-DMAA, 1,3-DMBA, octodrina y el análogo de DMAA que no había sido identificado previamente, 1,4-DMAA (también conocido como 2-amino-5-metilhexano). Aunque el “2-amino-6-metilheptano” es cada vez más popular en productos para adelgazar y de preentrenamiento, el equipo de investigación no ve evidencia de que sea un ingrediente dietético legítimo derivado de las plantas.

En línea con los resultados del estudio, los investigadores están recomendando a los consumidores a que eviten utilizar productos que incluyan en la etiqueta “2-amino-6-metilheptano” o Aconitum kusnezoffii. El estudio ha encontrado los siguientes productos de preentrenamiento y pérdida de peso contienen que cantidades potencialmente dañinas de ingredientes dietéticos ilegales o no autorizados:

Producto

Fabricante

Compuestos Prohibidos o No Autorizados

Game Day

MAN Sports

Octodrine

Infrared

Gold Star

1,3-DMAA*

2-aminoisoheptane

Chaos and Pain

1,4-DMAA

Simply Skinny Pollen

Bee Fit with Trish

1,3-DMAA* and 1,4-DMAA

Cannibal Ferox AMPED

Chaos and Pain

1,3-DMBA*

Triple X

Gold Star

1,4-DMAA

*Ingredientes dietéticos anteriormente declarados ilegales por la FDA de los EE. UU.

“Es por esta razón que NSF International ha desarrollado un programa de análisis y certificación que comprueba que las etiquetas de los suplementos son correctas y que los productos están libres de niveles dañinos de contaminantes como DMAA y DMBA u otros compuestos potencialmente dañinos. Instamos a los consumidores a buscar suplementos alimenticios certificados por NSF para evitar consumir involuntariamente compuestos nocivos” declaró Travis.

NSF International lideró el desarrollo del único Estándar Nacional Estadounidense acreditado para suplementos alimenticios (NSF/ANSI 173), que se convirtió en la base del programa de certificación de suplementos alimenticios acreditado por NSF en 2001. El programa incluye revisión de etiquetas y formulación, análisis de niveles nocivos de contaminantes y auditorías de instalaciones dos veces al año para confirmar el cumplimiento de las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM). Los productos certificados bajo el programa Certified for Sport® de NSF deben cumplir con requisitos adicionales y se analizan para detectar la posible presencia de más de 270 sustancias prohibidas para los deportistas. Los jugadores de las ligas NHL, CFL y Major League Baseball deben obligatoriamente elegir productos con la certificación Certified for Sport®. La certificación también está recomendada por la NFL, PGA, LPGA, el Centro Canadiense de Ética en el Deporte (CCES), CPSDA y la Fundación Taylor Hooton.

Según Travis, la certificación independiente de los suplementos ayuda a eliminar del mercado los productos e ingredientes ilegales y no conformes. “Los programas de certificación de suplementos nutricionales y Certified for Sport® de NSF International ayudan a los minoristas, consumidores y deportistas a tomar decisiones con mayor conocimiento de causa, sabiendo que lo que está en la etiqueta coincide con lo que está en el envase y que no consumen sustancias no deseadas”, ha dicho Travis.

Acerca de NSF International: NSF International (nsf.org) es una organización global e independiente que redacta estándares, analiza y certifica productos de las industrias de suplementos alimenticios, alimentos, agua, ciencias de la salud y bienes de consumo para minimizar los efectos adversos para la salud y proteger el medio ambiente. Fundada en 1944, NSF está comprometida a proteger la salud y seguridad humana a nivel mundial. Con operaciones en más de 170 países, NSF International está acreditada por el American National Standards Institute (organismo de certificación de productos acreditado por ANSI – Acreditación n.º 0216) para certificar suplementos alimenticios y es un Centro Colaborador con la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuestiones de inocuidad alimentaria, calidad del agua y medioambiente de interiores.