El nuevo programa ayuda a fabricantes de cosméticos a demostrar el cumplimiento de minoristas y de reglamentaciones a través de servicios de auditoría, capacitación, análisis de productos y certificación

ANN ARBOR, Michigan. NSF International, una organización internacional dedicada a la salud pública mundial, ha lanzado el Programa de Cosméticos y Artículos de Cuidado Personal de NSF en respuesta a las crecientes inquietudes de los consumidores y minoristas en relación con problemas de adulteración, etiquetado incorrecto y falsificación. El nuevo programa presta servicios de auditoría, capacitación, análisis de productos y certificación desarrollados por NSF que permiten a los fabricantes a mejorar la calidad e inocuidad de sus productos, y a los minoristas fortalecer la supervisión de sus proveedores de cosméticos y artículos de cuidado personal.

El Programa de Cosméticos y Artículos de Cuidado Personal de NSF aborda las necesidades que surgen por la nueva legislación, las listas de productos químicos prohibidos para minoristas y temas de calidad relacionados con la fabricación que han impulsado cambios rápidos en el mercado mundial de cosméticos y artículos de aseo personal de USD 300 mil millones. Las inquietudes de seguridad del consumidor también han impulsado esta necesidad. De hecho, un reciente estudio independiente realizado en representación de NSF halló que el 48 % de los consumidores están preocupados por la calidad e inocuidad de productos de cuidado personal. Para ayudar a abordar estas inquietudes, NSF International desarrolló el Programa de Cosméticos y Artículos de Cuidado Personal de NSF, que incluye:

  • Auditoría de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM): Este programa satisface la creciente demanda de cumplimiento verificado de terceros conforme con el estándar de calidad de BPM en la fabricación de cosméticos ISO 22716, que es reconocido a nivel mundial y obligatorio según las reglamentaciones europeas. También abarca criterios de orientación de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EE. UU. para la producción de cosméticos, controles de laboratorio y manejo de reclamaciones de clientes, que es esencial para los cosméticos importados a los Estados Unidos. Los fabricantes obtienen una auditoría calificada que los minoristas utilizan para calificar y establecer estándares para sus proveedores, y que sirve como base para la mejora continua.
  • Auditorías combinadas para alimentos, productos de cuidado personal y suplementos nutricionales: Muchas instalaciones producen ingredientes para varias categorías de productos que abarcan alimentos, cosméticos y suplementos alimenticios, cada una de las cuales tiene su propio conjunto de directrices específicas de calidad e inocuidad. NSF realiza auditorías conforme con múltiples esquemas y requisitos de etiquetado incluidas las BPM de suplementos alimenticios, esquemas de inocuidad alimentaria en relación con la Iniciativa Global de Inocuidad Alimentaria (GFSI), ISO 9001 e ISO 14001, además de BPM de cosméticos. Esto elimina la redundancia de auditorías y la interrupción en las operaciones de producción mientras que al mismo tiempo se reducen los costos.
  • Análisis: Incluye análisis para verificar las afirmaciones de etiquetas incluidas “libres de” para sustancias como bisfenol A (BPA), PABA (ácido p-aminobenzoico), sulfatos, parabenos y muchos otros. NSF también evalúa cosméticos para determinar su contenido de contaminantes y verificar su calidad e inocuidad. Esto se añade a la corroboración del cumplimiento de reglamentaciones en Europa y Estados Unidos (por ejemplo, la proposición 65). También están disponibles revisiones de etiquetas y comparaciones de características físicas, químicas y de funcionamiento con marcas nacionales para minoristas que tienen inquietudes con respecto a las líneas de cosméticos y productos de cuidado personal de etiqueta privada.
  • Certificación de productos: NSF certifica cosméticos conforme con programas ampliamente aceptados, incluidos el programa Diseño para el medio ambiente (DfE) de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), que verifica que ingredientes y productos cosméticos no contengan sustancias químicas preocupantes como carcinógenos o sustancias tóxicas que afectan la reproducción y el desarrollo conocidos. NSF International también certifica cosméticos conforme con el Programa Orgánico Nacional (National Organic Program, NOP) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (United States Department of Agriculture, USDA) o el estándar nacional estadounidense para productos de cuidado personal que contienen ingredientes orgánicos (estándar 305 de NSF/ANSI) a través de la empresa hermana de NSF, QAI. Estos programas son importantes para los consumidores con consciencia de seguridad, en particular, debido a que un reciente estudio independiente realizado en representación de NSF halló que el 44 % de los consumidores prefieren productos que son analizados y certificados de forma independiente.
  • Capacitación y consultoría: NSF proporciona capacitación de BPM para los profesionales que participan en la fabricación y distribución de cosméticos y productos de cuidado personal para que puedan permanecer informados del panorama cambiante de reglamentaciones y de las mejores prácticas en la calidad de la cadena de suministros. Aquellos profesionales que saben cómo llevar a cabo análisis de brechas e identificar incumplimientos de reglamentaciones antes de que se conviertan en un problema agregan valor al proceso de fabricación y también ayudan a minimizar los riesgos de seguridad y calidad. NSF también puede proporcionar consultoría experto para evaluar un sistema de calidad y seguridad de fabricación de cosméticos, ayudar a instalaciones a resolver problemas complejos de calidad o guiar a empresas a través de los procedimientos adecuados para responder a las cartas de advertencia de la FDA.

“La industria cosmética cada vez se inspecciona más debido a que los consumidores buscan productos más seguros y los minoristas dan un paso adelante para satisfacer esta demanda”, dijo Casey Coy, gerente del Programa de Cosméticos y Artículos de Cuidado Personal de NSF International. “Con este nuevo programa, NSF International ha aplicado 70 años de conocimientos técnicos y científicos para desarrollar programas de auditoría, análisis y certificación que respaldan a minoristas en la optimización de la supervisión de su cadena de suministros y la inocuidad de los cosméticos. Este programa también ayuda a fabricantes para demostrar el cumplimiento con los requisitos de minoristas y las reglamentaciones de Estados Unidos y Europa”.

Acerca de NSF International: NSF International es una organización mundial independiente que elabora estándares, y analiza y certifica productos para las industrias de los alimentos, agua, productos de consumo y ciencias de la salud con el objeto de minimizar los efectos adversos para la salud y proteger el medio ambiente (nsf.org). La empresa fue fundada en 1944, y está comprometida a proteger la salud y la seguridad humana en todo el mundo. NSF International es un centro de colaboración en inocuidad alimentaria, calidad del agua y entornos interiores de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)/Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Programa de Cosméticos y Artículos de Cuidado Personal de NSF ofrece auditoría, análisis y certificación de ingredientes y productos, y capacitación y educación para las industrias de cosméticos y productos de cuidado personal en todo el ciclo de vida del producto. NSF International desarrolló el único estándar nacional estadounidense acreditado para productos de cuidado personal que contienen ingredientes orgánicos (estándar 305 de NSF/ANSI) y proporciona verificación de ingredientes de cosméticos y productos de cuidado personal conforme con el programa Diseño para el medio ambiente (DfE) de la EPA.