El nuevo protocolo certifica productos que han demostrado ser eficaces para reducir PFOA y PFOS por debajo de los niveles saludables recomendados por la EPA

ANN ARBOR, Michigan — La organización global de salud pública, NSF International, ha desarrollado un protocolo y método, el P473: Unidades de tratamiento de agua potable: PFOA y PFOS, para verificar la capacidad de un dispositivo de tratamiento de agua para reducir el ácido perfluorooctanoico (PFOA) y el sulfonato de perfluorooctano (PFOS) por debajo de los niveles saludables recomendados por la Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés). Un total de 17 filtros de agua potable de Aquasana, Inc. son los primeros productos en obtener la certificación de acuerdo con este protocolo.

PFOA y PFOS son productos químicos orgánicos fluorados que forman parte de un grupo más grande de productos químicos denominados sustancias perfluoroalquiladas ((PFAS). Se utilizan para fabricar alfombras, ropa, utensilios de cocina, tapicerías y embalajes de papel resistentes al agua, la grasa y las manchas. También se utilizan para combatir incendios en aeropuertos y en varios procesos industriales.

En los últimos años, los estudios evaluados por homólogos y la información en la prensa han aumentado la concienciación del consumidor sobre PFOA y PFOS en los suministros públicos de agua potable. La exposición a PFOA y PFOS por encima de ciertos niveles puede dar lugar a efectos adversos para la salud, incluyendo efectos sobre el desarrollo del feto o en lactantes, cáncer, daño hepático, trastornos inmunológicos, trastornos de tiroides y otros efectos adversos. Tanto PFOA como PFOS están en la lista de candidatos a contaminante de la EPA, CCL 3.

En mayo de 2016, la EPA estableció los niveles saludables recomendados para PFOA y PFOS en el agua potable en 70 partes por trillón. Cuando tanto el PFOA y como el PFOS se encuentran en el agua potable, las concentraciones combinadas no deben exceder los niveles saludables recomendados de 70 partes por trillón.

"Nuestra función es suministrar el agua más saludable posible, y eso significa trabajar con NSF International para mantenernos por delante de los crecientes tipos de contaminantes que afectan el suministro de agua de nuestro país, proporcionando la mejor tecnología de filtración y el mejor rendimiento", declaró Todd Barte, CEO de Aquasana, Inc. "Aquasana está a la cabeza del pelotón como los primeros en ofrecer a las familias un producto premium que está certificado por NSF para proteger contra la contaminación por PFOA."

NSF International desarrolló el protocolo de análisis de PFOA y PFOS a petición de las agencias de regulación y los fabricantes. Los dispositivos de tratamiento de agua certificados según el P473: Unidades de tratamiento de agua potable: PFOA y PFOS, están diseñados de modo que ofrecen una barrera adicional de protección contra estos productos químicos y para complementar el tratamiento del agua potable. En la actualidad, el alcance del protocolo incluye métodos de análisis para tecnologías de tratamiento de agua como sistemas de tratamiento a base de carbono y ósmosis inversa en el punto de uso. Las personas que utilizan el sistema municipal de agua siempre deben seguir las instrucciones proporcionadas por su proveedor del servicio de aguas, incluso si utilizan un filtro certificado.

Para obtener la certificación a P473 de NSF International, los sistemas de tratamiento de agua, incluyendo los filtros de agua, deben someterse a pruebas exhaustivas para confirmar que cumplen con los estrictos requisitos estructurales y de seguridad de los materiales de NSF/ANSI 53, un estándar nacional americano para unidades de tratamiento del agua potable. Los sistemas de ósmosis inversa deben cumplir además con todos los requisitos de NSF/ANSI 58. De acuerdo con estos estándares, NSF International verifica que:

  • Las declaraciones de reducción de contaminantes para PFOA y PFOS especificadas en la etiqueta son verdaderas.
  • El sistema no añade nada dañino al agua.
  • El sistema es estructuralmente sólido.
  • El etiquetado del producto, la publicidad y la literatura no son engañosos.

Para realizar una declaración de reducción de PFOA/PFOS, un filtro de agua debe ser capaz de reducir estos productos químicos por debajo del límite de niveles saludables recomendados por la EPA de 70 partes por trillón. Los productos certificados deben reexaminarse periódicamente y las instalaciones de fabricación deben ser inspeccionadas cada año, lo que asegura que los productos sigan cumpliendo con todos los requisitos.

"Durante más de 70 años, NSF International ha estado desarrollando estándares nacionales, analizando y certificando productos", declaró Tina Yerkes, Gerente General de programas de filtración de NSF International. "Nuestro nuevo protocolo da a los fabricantes un modo de verificar de forma independiente que sus tecnologías de tratamiento de agua pueden reducir eficazmente PFOA y PFOS a niveles inferiores a los establecidos por la EPA. Esto ayudará a los consumidores a elegir un dispositivo de tratamiento de agua que se adapte a sus necesidades y a estar seguros de que puede reducir estos contaminantes específicos tal como afirma el fabricante".

Los siguientes filtros de agua potable de Aquasana, Inc. son los primeros productos en obtener la certificación de este protocolo:

  • AQ-4000
  • AQ-4000B
  • AQ-4000B-Prem
  • AQ-4000P
  • AQ-4000P-STD
  • AQ-4000W
  • AQ-4000W-Prem
  • AQ-4600,
  • AQ-4601
  • AQ-4601.55
  • AQ-4601.56
  • AQ-4601.62
  • AQ-5100
  • AQ-5200
  • AQ-5300
  • HF-2STAGE-BN
  • HF-2STAGE-CN

Acerca de NSF International: NSF International (nsf.org) es una organización global e independiente que redacta estándares, analiza y certifica productos de las industrias de alimentos, agua, ciencias de la salud y bienes de consumo para minimizar los efectos adversos para la salud y proteger el medio ambiente. Fundada en 1944, NSF está comprometida a proteger la inocuidad y la salud por todo el mundo. NSF International opera en más de 165 países y es un Centro Colaborador con la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuestiones de inocuidad alimentaria, calidad del agua y medioambiente de interiores.

NSF ha liderado el desarrollo de los estándares nacionales de los EE.UU. para todos los materiales y productos que tratan o entran en contacto con el agua potable. En 1990, la EPA de los EE.UU. sustituyó su propio programa asesor sobre productos para agua potable por estos estándares de NSF. Hoy en día todos los principales códigos de fontanería requieren certificación según los estándares de NSF para tuberías y componentes de fontanería en edificios comerciales y residenciales.