La asociación quiere proteger la calidad del agua y la salud humana fomentando concienciación sobre los problemas de mantenimiento de sistemas sépticos in situ y aportando recursos de capacitación, certificación y educación

ANN ARBOR, Michigan – NSF International, una organización mundial de seguridad y salud pública, ha firmado un memorando de entendimiento (MOU) con la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) y otras 18 organizaciones para ayudar a proteger la salud pública y los recursos hídricos de la nación. El MOU ayuda a los propietarios de viviendas, propietarios de edificios y funcionarios de reglamentación a mejorar la gestión de los sistemas descentralizados de aguas residuales. Añade tres años más a una asociación colaborativa que ya fue firmada por NSF International en 2014.

De acuerdo con la Encuesta Americana de Viviendas de la Oficina del Censo de 2015, aproximadamente uno de cada cinco hogares recibe servicios de sistemas individuales de aguas residuales descentralizados o in situ, comúnmente conocidos como sistemas sépticos. Si no se mantienen adecuadamente, pueden afectar negativamente a los acuíferos, los pozos de agua potable, los ríos y los lagos. Según la EPA, aproximadamente la mitad de los sistemas descentralizados existentes tienen más de 30 años de antigüedad y podrían fallar en cualquier momento dado, lo que plantea un importante problema para la salud pública y medioambiental.

El MOU de gestión descentralizada de aguas residuales de 2017 renueva el compromiso de la EPA y las organizaciones signatarias de promover la sensibilización pública, proporcionar capacitación y certificación, y apoyar la educación relacionada con el mantenimiento de sistemas de aguas residuales descentralizados o in situ. Estos recursos se proporcionan a los gobiernos estatales y locales, así como a los inspectores de sistemas descentralizados de aguas residuales, así como a los profesionales y operadores del servicio.

"NSF International desarrolló los primeros estándares nacionales para el tratamiento de aguas residuales in situ hace más de 40 años y, junto con sus programas de certificación del rendimiento, continúa su asociación con la EPA para promover la concienciación sobre importante este tema de salud", ha declarado Sharon Steiner, Gerente de programas de sistemas de agua y aguas residuales de NSF International.  "En colaboración con la EPA y las otras organizaciones participantes, NSF International educará a la industria y a los gobiernos locales sobre el papel de los sistemas sépticos y las implicaciones para la salud que pueden resultar si los sistemas no se mantienen adecuadamente".


Sharon Steiner, Gerente de programas de sistemas de agua y aguas residuales de NSF International, firma un memorando de entendimiento con la EPA de los Estados Unidos y otras 18 organizaciones para ayudar a proteger la salud pública y los recursos hídricos de la nación.

NSF International recomienda evaluar y certificar los sistema descentralizados o sépticos por un profesional del servicio cada tres años. NSF International prueba y certifica sistemas sépticos in situ y proporciona acreditación de inspectores.

NSF International proporciona además servicios de evaluación de riesgos, análisis, inspección y certificación para la industria del agua desde el manantial al grifo.

NSF International (nsf.org) es una organización global e independiente que redacta estándares, analiza y certifica productos de las industrias de alimentos, agua, ciencias de la salud y bienes de consumo para minimizar los efectos adversos para la salud y proteger el medio ambiente. Fundada en 1944, NSF está comprometida a proteger la salud y seguridad humana a nivel mundial. NSF International opera en más de 170 países y es un Centro Colaborador con la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuestiones de inocuidad alimentaria, calidad del agua y medioambiente de interiores.

NSF International proporciona servicios de evaluación de riesgos, análisis, inspección y certificación para la industria del agua de la fuente al grifo. NSF ha liderado el desarrollo de los estándares nacionales de los EE.UU. para todos los materiales y productos que tratan o entran en contacto con el agua potable. En 1990, la EPA de los EE.UU. sustituyó su propio programa asesor sobre productos para agua potable por estos estándares de NSF.