mayo 2022

· 8 min. lectura

Los fabricantes de las industrias automotriz y aeroespacial se vuelcan a los sistemas de gestión

Los fabricantes implementan sistemas de gestión para hacer frente a los desafíos de la cadena de suministro.
Trabajadora en planta industrial - Los fabricantes y la industria automotriz se vuelcan a los sistemas de gestión | NSF

Prepararse para lo inesperado

A lo largo de los últimos años, las empresas de todo el mundo han sido testigos de acontecimientos que nunca podríamos haber imaginado. Desde una pandemia mundial hasta cambios de políticas de los países, y ahora una guerra que se siente más allá de los océanos; las empresas siguen afrontando las consecuencias de estos acontecimientos. Las industrias aeroespacial y automotriz se han visto particularmente afectadas por el efecto dominó de dichos acontecimientos, como así también por las interrupciones masivas en las cadenas de suministro que los siguieron.

Muchos fabricantes de equipos originales (OEM, Original Equipment Manufacturer) de la industria automotriz dependen de un solo proveedor que está ubicado en una sola región del mundo. Si se produce algún tipo de alteración en dicha área, se produce una interrupción masiva en toda la cadena de suministro. Esto puede llevar a demoras e, incluso, hacer que los precios se vayan por las nubes. Los desafíos globales han generado demoras más prolongadas para la fabricación de productos, lo que trajo aparejadas ineficiencias en todo el proceso de fabricación.

Dado que la industria aeroespacial es una industria en la que la fabricación conlleva plazos prolongados, no se ha visto tan golpeada como la industria automotriz. Sin embargo, como los conflictos internacionales continúan, han aumentado los riesgos para los OEM. La disminución de los suministros de materias primas es uno de los principales riesgos a mediano plazo para la industria aeroespacial de todo el mundo. Las empresas aeroespaciales han estado en alerta máxima, asegurándose de que sus cadenas de suministro no sean víctimas de los mismos desafíos que enfrenta la industria automotriz. Si bien las empresas siempre deberían trabajar para alcanzar la mayor eficiencia posible, los acontecimientos actuales solo han enfatizado la necesidad de estar preparados y de maximizar estos esfuerzos.

Aumentar la eficiencia y expandirse internacionalmente

Tras los desafíos de los últimos años, los OEM y los fabricantes buscan aumentar la productividad y trabajar de manera más eficiente. La implementación de un sistema de gestión es una excelente herramienta para los fabricantes que buscan mejorar su negocio. Un sistema sólido puede garantizar que el marco de referencia de una empresa esté configurado para la mejora continua, al mismo tiempo que se utilizan buenas prácticas de las industrias aeroespacial y automotriz.

NSF-ISR ofrece certificación para estándares de sistemas de gestión para las industrias automotriz y aeroespacial ampliamente respetados y aceptados que proporcionan los lineamientos de un marco de referencia capaz de impulsar mejoras continuas para la eficiencia. Un organismo de certificación de terceros, como NSR-ISR, ayuda a los fabricantes a comprender los pormenores de los requisitos de la industria y a comenzar a operar más rápidamente. Asimismo, las organizaciones de respaldo de terceros, como NSF-ISR, evalúan la implementación holística de una organización en función de los requisitos y los estándares internacionales asociados.

Cumplimiento de los estándares obligatorios de la industria

La certificación a través de un tercero acreditado ofrece una revisión externa independiente del sistema de una organización para garantizar que su implementación sea apropiada y efectiva. Por ejemplo, es posible que los nuevos OEM y fabricantes de la industria aeroespacial desconozcan la existencia de estándares obligatorios para su industria. Con la ayuda de NSF-ISR, las empresas pueden aprender sobre los posibles obstáculos generados por los requisitos definidos en sus sistemas, ya que las ayuda a evitar más demoras en el proceso de fabricación.

NSF certifica según los estándares obligatorios de la serie AS9100, requeridos para empresas de aviación, de la industria espacial y de defensa. Esta serie de estándares incluye los siguientes:

  • AS9100: Un sistema de gestión para proveedores, fabricantes o prestadores de servicios de cualquier nivel de la cadena de suministro en la industria aeroespacial.
  • AS9110: Un sistema de gestión específico para mantenimiento, servicio, modificación, reparación y artículos utilizados para aeronaves comerciales, privadas y militares.
  • AS9120: Un sistema de gestión para distribuidores, revendedores o almacenes de piezas.

De igual manera, existen requisitos específicos de la industria que abarcan el sector automotor a través de la certificación de sistemas de gestión de calidad automotriz IATF 16949 . Esta certificación delinea las herramientas fundamentales necesarias para ayudar a los fabricantes y a los prestadores de servicios a mejorar la calidad de sus productos y procesos, así como para ayudarlos a alcanzar un estado de proveedor elegido entre los fabricantes de la industria automotriz de todo el mundo. Es importante tener presente que tanto los requisitos de la serie AS9100 como los de la certificación IATF 16949 suelen ser un requisito previo para poder trabajar con la mayoría de los principales OEM y sus proveedores, dadas la credibilidad y la confianza que ofrece un certificado acreditado. Los siguientes son algunos ejemplos de requisitos de la industria que NSF-ISR puede ayudar a las empresas a conocer a fin de acompañarlas a sortear los desafíos que presenta la industria.

Obtener una ventaja competitiva

Una certificación acreditada puede garantizar que las organizaciones tengan las herramientas necesarias para ayudarlas a mejorar sus operaciones; asimismo, las organizaciones pueden obtener una ventaja competitiva al convertirse en fuentes o proveedores preferidos para estos fabricantes y OEM. A menudo, las empresas que ofrecen productos y servicios altamente controlados o regulados (por ej., Aprobación de fabricación de piezas [PMA, Parts Manufacturing Approval] o Mantenimiento, reparación y reacondicionamiento [MRO, Maintenance, Repair and Overhaul] de la Administración Federal de Aviación [FAA, Federal Aviation Administration], etc.) buscan asociarse con organizaciones que cuenten con un certificado de sistema de gestión acreditado. Esto se debe a que, cuentan con la garantía de que el sistema ha sido evaluado de manera independiente y objetiva. Además, los fabricantes y los OEM, así como su base de suministro global exigen o adhieren a una certificación a fin de garantizar que ciertos principios básicos se hayan implementado.

Por último, la certificación de terceros también puede ayudar a las empresas a acceder a nuevos mercados geográficos. En América Latina, por ejemplo, los fabricantes y los OEM deben contar con un sistema de gestión certificado para poder exportar sus productos a los Estados Unidos. La certificación les ofrece a estas empresas la posibilidad de ampliar aún más sus mercados internacionales y de obtener nuevos negocios. De hecho, la certificación realizada con NSF-ISR ayuda a las empresas de diversas maneras a aumentar su producción, a cumplir con los requisitos de la industria, a convertirse en fabricantes preferidos y a expandirse internacionalmente.